Claves en una estrategia para generar engagement con los equipos de esports.

 

¿Cuáles son las acciones potenciales con los equipos de esports para generar engagement? Es sin duda una de las principales preguntas que nos plantean las marcas cuando se ponen en contacto con la agencia. De hecho, la respuesta a esta pregunta puede transformar una estrategia de marca de manera íntegra. Pongamos como ejemplo, si una marca decide adentrarse al ecosistema de los esports a través del patrocinio, la respuesta a la pregunta que planteamos podrá hacer que la marca se decante por el patrocinio de una liga o un equipo.

Ahora bien, ¿qué tipo de acciones podemos fomentar con los equipos para poder tener un buen impacto a niveles de engagement entre el usuario y la marca? Desde Play the Game queremos ofrecer algunas de las claves para ejecutar una estrategia de éxito en el sector de los deportes electrónicos si trabajamos con equipos.

El equipo siempre lleva la razón.

Los tiempos donde las marcas pautaban la estructura y la forma de publicar su contenido al dedillo se han acabado. Existe en la actualidad una tendencia donde las marcas se esfuerzan por intentar parecer naturales en su contenido social media, pero no es así. Al final, se descubre un sobre sobreesfuerzo por intentar disimular el deseo de promoción de la marca, lo que resulta de manera casi automática en un fracaso en el sector de los esports.

Pues bien, queda claro entonces que el contenido debe ser un contenido social que no se alimente de egos. Y aquí, los equipos de esports llevan la batuta. No hay nadie mejor que los propios jugadores y creadores de contenido los que conocen a la perfección a la audiencia. Obviamente deberemos seguir unas pautas que consigan establecer un contenido coherente. La manera de contarlo, será y estará en manos del propio equipo puesto que son los únicos que conocerán el impacto que tenga entre sus seguidores.

La diversidad de plataformas.

Conocer el territorio gaming puede parecer algo sencillo a simple vista. Pero no nos equivoquemos, no lo es. Os contamos una anécdota: hace un tiempo uno de nuestros clientes nos visitó para lanzar una campaña con influencers gamers por internet. La sorpresa del cliente al ver que nuestra propuesta no llegaba a cierto número de seguidores en Instagram hizo que se replantease si verdaderamente era o no una buena idea esto del mundo gaming. Pero hay truco en esto, más del 40% de las conversaciones sobre esports se producen en Twitter, no en Instagram. Obviamente, la diferencia entre seguidores de Instagram y Twitter dejó al cliente boquiabierto, y es que no podemos cerrarnos ni dar por hecho que nuestro target se encuentra en la red social del momento… de ahí que debemos creer en la diversidad y el poder de las diferentes plataformas que existen.

Cuando trabajamos con equipos, no solo debemos incentivar su participación a través de Twitter, sino de todas las redes sociales disponibles. De hecho, debemos asegurarnos que todos los integrantes tengan cuentas en las diferentes redes sociales y que además de eso, sean activos.

De tal palo tal equipo.

Existen numerosos equipos en la escena competitiva nacional, eso lo sabemos. ¿Pero qué equipo podría representar mejor a una marca u otra? La respuesta siempre viene acompañada de valores. Todos los equipos comparten unos valores y una manera de ser que pueden ser perfectamente traducibles a los principios de la propia marca.

Cuando una marca busca crear engagement con su target, se hace indispensable que la asociación entre marca y equipo tenga ciertos principios en común. ¿Por qué? A través de acciones que se alineen a la manera de pensar de la marca podremos llegar al target con grandes niveles de engagement siempre que el equipo o los creadores de contenido compartan de igual modo dichos valores.

Un mundo al alcance de la mano.

Los tiempos donde las superestrellas eran individuos inalcanzables a los que tan solo podíamos ver a través de televisión o pósters colgados en la paredes se han acabado. Hoy más que nunca la relación entre el fan y los equipos de esports (no ocurre lo mismo en el deporte tradicional) es especialmente estrecha. De hecho, gran parte del éxito de un jugador en esports proviene de la propia fan base que le acompaña.

Incentivar la relación entre los equipos y sus seguidores es clave para una buena estrategia de éxito. Es frecuente encontrar a los equipos celebrando actividades donde los fans interactuan de manera directa con sus ídolos. Además, la naturaleza digital de los esports ofrecen infinitas posibilidades a la relación entre equipos y fans. No hace falta trasladarse a ningún sitio para echar una partida con tu jugador preferido ya que ahora está al alcance de la mano. Como ocurre con uno de nuestros productos, Hearo; una plataforma de Meet & Greets virtuales donde los fans pueden conocerse a través de un palco virtual mientras observan unas finales con alguno de sus ídolos.

Conocer el territorio gaming, en este caso de los deportes electrónicos se hace completamente indispensable para ejecutar una buena estrategia de marketing dentro del ecosistema. Participar en la industria sin conocer los principales assets de un equipo es cuanto menos, una idea descabellada propia de kamikazes.

 
Adrián Castro Maseda