Esports, una opción más allá del puro ocio

 

Los esports ya se han convertido en la opción de ocio número uno para muchos de los ciudadanos de nuestro país. Aunque el mercado español actual aún se encuentra en fase de madurez con respecto a los esports, ya son muchas las grandes marcas y compañías que deciden adentrarse en el ecosistema.

 

El éxito y el engagement que generan los deportes electrónicos, no solo ha hecho mostrar interés por las marcas. El escenario de los esports no solo se da en grandes estadios con grandes montajes visuales. Instituciones y compañías ya están comenzando a incluir los deportes electrónicos en sus instalaciones para exprimir todas las posibilidades que ofrecen.

 

Hace poco conocíamos el caso donde un profesor enEstados Unidos utilizaba los esports no solo para enseñar a sus alumnos a jugar a videojuegos. Thom Gibson dedicó una semana completa para mostrar todo lo que se esconde detrás de las grandes competiciones gaming. La promoción del evento a través de campañas digitales, acuerdos con tiendas locales para su promoción, creación de sistema de brackets, retransmisiones en directo; fueron solo algunas de las funciones que los estudiantes tuvieron que llevar a cabo, convirtiendo la actividad en una metaenseñanza más allá del puro ocio.

Si de algo pueden presumir los esports es de su sistema de valores. El trabajo en equipo, la dedicación, el compromiso y el afán de superación son algunos de los principios deportivos de los deportes electrónicos que han llevado a instituciones educativas incluso a crear sus propios sistemas de liga. En España contamos con dos ejemplos claros: La Liga IESports y la Liga University Esports, donde compiten centros educativos y universidades de toda España. Los pasos de reconocimiento por parte de grandes instituciones vierten aún mucha más luz sobre la profesionalización del sector. Un ejemplo claro lo veíamos en las últimas declaraciones del Cómite Olímpico Internacional (COI) donde se reconocía a los esports verdaderamente como una “actividad deportiva”.

University Esports.jpg

Otros muchos ámbitos comienzan a ver las aptitudes que pueden potenciarse a través de los esports. Muchas empresas comienzan a introducir los deportes electrónicos como actividad de team building con el objetivo de mejorar las relaciones entre sus empleados. A través de la organización de competiciones intraempresa podemos conseguir mejorar la relación de los compañeros y el trabajo en equipo en un ambiente totalmente distendido.

Utilicemos los deportes electrónicos como algo más que una herramienta exclusivamente de ocio. Existen muchas posibilidades más allá del entretenimiento que pueden suponer cambios muy ventajosos en instituciones y empresas, saber aprovecharlas es la clave para el éxito.

 
Adrián Castro Maseda