El mundo de los eSports está lleno de oportunidades, lo sabemos, y la variedad de ámbitos que cubren los videojuegos nos ofrecen fórmulas muy interesantes para poder trabajar desde el marketing y la publicidad.

Nos encontramos ante un cambio de paradigma donde las marcas comienzan a comunicar a través de experiencias y no exclusivamente a través del producto. Y esto es algo muy positivo y que beneficia directamente al sector de los eSports y videojuegos en general, porque ¿qué mejor que a través del videojuego y la cultura que lo rodea para ofrecer experiencias únicas?

Estamos acostumbrados a asociar el mundo de los videojuegos únicamente a periféricos, nuevos títulos o nuevos elementos de hardware. Pero existe un mundo mucho más amplio detrás, y que la marca investigue y quiera profundizar en estos nichos puede provocar una gran diferencia.

Para poner todo en contexto, hablemos en esta ocasión del sector textil. A simple vista la relación del sector moda y el sector de los videojuegos no tienen gran vinculación. Pero nos equivocamos.

El cosplaying, cuyos orígenes se remontan casi a la década de los ’70, surgió como una tendencia donde los jóvenes japoneses encarnaban a sus personajes favoritos a través de diseños recreados y elaborados por los propios fans. Personas completamente engalanadas con vestuario fabricado a mano y con tintes de profesionalidad bastante elevados.

queescosplay.jpg

Esta tendencia, que hoy es compartida y está presente por todo el mundo, comenzó a tener un papel protagonista dentro de todos los eventos que estuvieran relacionados con el manga y el mundo gaming en general. Competiciones y exhibiciones donde los participantes se disputan los primeros puestos recreando a sus personajes preferidos.

Esto último cobra especial relevancia si lo analizamos minuciosamente. Como decíamos al principio del post, las marcas buscan recrear experiencias en el usuario y el cosplaying en este caso encarna a la perfección dicho vínculo. Cuando un usuario utiliza el cosplaying, deja a un lado su propia personalidad para encarnar un nuevo alter ego, el de su personaje preferido. ¿No sería esta una experiencia remarcable? ¿No sería idóneo vincular esta experiencia a nuestra propia marca?

Hemos hablado de experiencia, pero hablemos de impacto. ¿Cuántas son las personas que se fotografían con los cosplayers durante los eventos? ¿O los medios que utilizan a los cosplayers para ilustrar la cobertura del evento? Si en este caso fuéramos algún tipo de marca textil que hubiera facilitado a los cosplayers la elaboración de su propia indumentaria, nos encontraríamos ante un escenario donde estaríamos consiguiendo un impacto de marca brutal en canales especializados con un target propenso a recibir el impacto de marca de un modo muy positivo.

El mundo del cosplay es tan solo un ejemplo de los muchos ámbitos que cubren el sector gaming. Asociar una marca de relojes con Prince of Persia, el mundo del automóvil con el sector Sim Racing, el mundo de la construcción y la vivienda con Los Sims, zapatillas running con Sonic The Hedgehog o el mundo de la traducción con el ROM hacking, son tan solo algunas de las posibilidades que nos ofrece el sector de los videojuegos.

Imagen4.png

En definitiva, con este post queremos hacer reflexionar y concienciar a todo el marketing en general que se mueve alrededor de los eSports y videojuegos. Adentrarse en el mundo de los eSports no se basa únicamente en crear impactos de marca a través de patrocinios, sea cual sea su naturaleza. Debemos y tenemos la responsabilidad de hacer comprender que el mundo gaming es un sector complejo y que las pautas de su comprensión pueden desencadenar en una estrategia exitosa, o una estrategia completamente irrelevante hacia la comunidad.

En Play the Game conocemos muy bien el entorno gaming. Intentamos enseñar y educar a las marcas a través de implementaciones naturales que no supongan una entrada intrusiva en el sector. Proponemos nuevas estrategias acordes al público gaming y, sobre todo a la recreación de acciones dentro de un sector donde las experiencias representan el punto clave para llegar al target.