Seguro que has oído la frase de que la organización es la clave del éxito… y razón no le falta, por lo que en este artículo, te la ofrecemos.

Controla el tiempo

La clave para conseguir una buena organización es que dediques el tiempo necesario a cada tarea, para ello hay que concentrarse y administrarlas bien… Incluso aquellas que no tengan nada que ver con el trabajo, como por ejemplo: hacer pausas, comer… Hay que planificar todo el día al milímetro para conseguir llegar una buena organización ya que así se evitan interrupciones de las tareas más importantes.

Prioriza las actividades más importantes

Saber que debes hacer en primer lugar a lo largo del día es importante, y esto no quiere decir que a primera hora debas ponerte a hacer la tarea de trabajo más importante, si no que hazlas en las franjas que tengas menos tareas pequeñas por hacer. Es mejor realizar en primer lugar las pequeñas y no tener que preocuparse por ellas a ponerse con las importantes y verse interrumpido constantemente por otras de menor importancia.

El correo hay que controlarlo y solventarlo

En primera instancia, no parece algo tan sumamente importante contestar un correo… pero cuando recibes muchos y te dedicas a abrirlos, contestar y esperar la respuesta, los minutos pasan más rápido de lo que deberían, por lo que dedicar una franja de tiempo determinada (a primera hora es lo mejor) a contestar correos, ayuda a que no entorpezcan el resto del día.

Elige a qué reuniones acudir

En algunas empresas se realizan muchas reuniones en las que posiblemente tu departamento no tenga nada que ver. Por lo que debes ser consciente de los temas que se van a tratar y saber si te conviene o no acudir en caso de que no sean totalmente obligatorias, esto te permitirá emplear más tiempo en las tareas importantes de verdad.

pasos organizar 3.jpg

 

Las distracciones

Es fácil perder el hilo de trabajo en cualquier momento, en ocasiones, se comenta algo con algún compañero y esto desemboca en una charla que dura más de lo que debería o puedes tomarte más tiempo del necesario para realizar otro tipo de tareas. Para evitar esto debes mentalizarte, sacar tu lado profesional y concentrarte en el trabajo, de esta forma, conseguirás hacer todo a tiempo y con eficacia.

Aprende a decir NO

A veces el problema de no organizarse bien tiene que ver con la sobrecarga de trabajo que alguien puede llevar encima… para ello hay que saber donde están los límites y saber decir que no a una tarea cuando realmente se vea que estás desbordado de trabajo. A veces, el tiempo y la cantidad de trabajo simplemente no es compatible y hay que saber ver cuando se puede abarcar todo dentro de lo posible.

Aprovecha el horario

Si estás en condiciones de poder realizar un horario flexible no dudes en tomarte ciertas libertades para poder rendir mejor… por la mañana puedes hacer más horas o ir antes si rindes mejor o por la tarde, de esta forma se puede adelantar mucho trabajo.

Controla el estrés

Crear un horario de organización sirve para poder estar más tranquilo y abarcar todo el trabajo que tengas a tiempo. Siéntate, haz tu trabajo con calma y de manera eficaz y verás como poco a poco te adaptas al horario y empiezas a producir mejores frutos.

pasos organizar 2.jpg