creatividad fontvella.jpg

Cuando una marca se adentra en el ecosistema de los esports es imprescindible que su entrada se haga de manera natural y aportando valor a la comunidad. La presencia en los esports ha sido sustituida por la experiencia. De nada sirve plasmar nuestro logo en toda una liga si no lo acompañamos de acciones relevantes para la comunidad.

La entrada de Font Vella al mundo de los esports supuso un hito histórico a nivel de acuerdos de patrocinio. La marca líder en hidratación entró por la puerta grande con un acuerdo que vino en forma de póker de patrocinios con los principales equipos competitivos de la escena nacional además de una línea de productos exclusiva dedicada a los equipos.

Pero como decíamos, no podemos quedarnos solo con la presencia de la marca. Font Vella debe aportar valor y activar el patrocinio con contenido relevante para la comunidad. A través del hashtag #NoTeQuedesSeco, los cuatro equipos patrocinados comenzaron a mover sus redes para semanas después anunciar lo que vendría en forma de patrocinio.

Además, con el objetivo de promover hábitos saludables de hidratación entre el mundo gamer, Font Vella creó una nueva línea de sus botellas de 50cl. (Font Vella Gamer) con el diseño de los cuatro equipos patrocinados. Un nuevo modo de unir a los equipos de la liga y llevarlos de manera física a todos los lineales del país.

Imagen1.jpg

Las nuevas botellas de Font Vella Gamer además vienen acompañadas de premio asegurado para todos los que se hagan con una. Una gama de premios con el objetivo de recompensar al jugador por su fidelidad a la marca.

Sabemos que el contenido es el rey de nuestras redes y un patrocinio sin contenido dista muchísimo del éxito en los esports. Font Vella también creó una web dedicada a todo el target gamer donde poder encontrar información sobre la actualidad de los deportes electrónicos.

Con todo esto, podemos afirmar que Font Vella entra a los esports con una estrategia ligada tanto a lo físico como a lo digital. Una combinación doble que aporta valor a la comunidad y no se queda en la presencia, sino en la experiencia.