Hace una semana que hablamos sobre seis clases de WoW y su rol dentro de los eSports, en esta ocasión, volvemos para explicar las restantes y su función dentro del deporte electrónico.

Tras la primera parte sobre las clases de World of Warcraft, venimos preparados para explicar el resto de clases y el rol que cumplen dentro de los eSports… quizás la semana pasada echaste un ojo al artículo y probaste alguna de las mencionadas pero ahora toca hablar sobre los pícaros, caballeros de la muerte, sacerdotes, brujos, monjes y cazadores de demonios.

Por cierto ¿ya has visitado Argus?

Pícaro

Una de nuestras clases favoritas, en especial de la persona que se dedica a escribir este artículo… preferencias a parte, dejemos clara la función del pícaro. El “rogue” se dedica a emboscar a sus rivales gracias a su sigilo, que lo hace invisible hasta que ataca, provocando stunts que bloquearan al enemigo y aprovechando la ocasión para realizar gran daño crítico y quitar una buena porción de barra de vida en segundos.

rogue wow.jpg

Cuenta con tres especificaciones de DPS, una centrada en quitar daño mediante la inserción de venenos (asesinato), en la que el tiempo juega a favor del pícaro ya que una vez aplicados la salud del adversario irá bajando a un ritmo alarmante a lo largo de los segundos. Por otra parte, contamos con la rama de sutileza, dedicada a la búsqueda del golpe crítico, a atacar cuando sea preciso y también hay que añadir que es la que requiere más práctica, además de ser la mejor de las tres en PVP. Finalmente, se encuentra el forajido, dedicado al AoE (daño en área) para hacer daño a múltiples enemigos y lanzar su habilidad de dados, que aportará buffos al jugador dependiendo de su suerte en los números.

Caballero de la muerte

La primera clase héroe en aparecer por Azeroth, en la época de “Wrath of the lich king”, se caracteriza por ser una clase versátil, permitiendo dos roles, tanque (una rama) y DPS (dos ramas).

En la caracterización de la rama de sangre, el caballero de la muerte asume el papel de tanque, curándose a raíz del daño que inflige y llegando a tener una barra de vida kilométrica. Por otra parte, en la rama de escarcha, el DK realiza un gran daño mediante golpes y hechizos de hielo, además puede incrementar el DPS con su otra rama de profano, donde puede invocar a muertos para que le ayuden y realizar un buen AoE.

death knight wow.jpg

Sacerdote

El healer por excelencia es el sacerdote, dedicado a curar a sus compañeros mediante el uso de tres ramas… tener uno en el equipo es fundamental si se cuenta con varios DPS pero que aguanten pocos golpes, como puede ser el caso de los pícaros. Mediante plegarias y hechizos, aportarán buffos a sus compañeros además de curación directa. Por otro lado, el sacerdote cuenta con un “lado oscuro” con su especialización de sombras, con la que poder hacer DPS haciendo uso del poder oscuro, transformándose en un ente sombrío o haciendo surgir tentáculos oscuros del suelo.

Brujo

El brujo bebé del poder de la magia vil para utilizarla en combate mediante hechizos de casteo, lo que quiere decir que su puesto de batalla es en segunda línea, tras sus aliados. Puede utilizar el poder del fuego en su rama de destrucción vil para atacar constantemente y realizar gran cantidad de daño tanto en área como en unitarget. En aflicción, también puede realizar un buen DPS con el uso de diferentes hechizos de ataque. Finalmente, una de las ramas más famosas y conocidas de esta clase es la de demonología, que emplea esbirros demoníacos para que se lleven el daño por el brujo, a la vez que les sube la fuerza y los utiliza para atacar.

Monje

La clase insignia de la raza “Pandaren”, que fue introducida en la expansión de “Mists of Pandaria” y que también cuenta con una gran diversidad de roles. El monje, puede ser healer, tanque y DPS. En su rama de curación, aporta el apoyo que cualquier healer debe realizar para que el equipo aguante ataques en condiciones, basándose más en los buffos y ventajas que en hechizos potentes de curación. Por otro lado, el maestro cervecero, aporta el rol de tanque, buffando al monje para que aguante gran cantidad de daño mediante hechizos basados en la ingesta de bebidas como su nombre indica. El caminante del viento completa el trío de ramas con el rol de DPS, asestando un gran daño en área mediante golpes a melee basados en artes marciales, contando además con una muy buena movilidad.

Cazador de demonios

La clase más novedosa es la del cazador de demonios, implementada en la actual expansión “Legion” y una de las más actualizadas, además de ser la que menor número de ramas secundarias tiene sin que ello sea algo negativo, ya que engloba el DPS y el “tanqueo” dentro de las dos.

demon hunter wow.jpg

El principal atractivo de esta clase son sus transformaciones en demonio, igual que Illidan, tanto en una rama como en la otra existe una forma demoníaca personalizada. En DPS, cuenta con ataques melee, distancia, unitarget y daño en área, verificando que esta es una clase que engloba todo en dos ramas. Cuenta con una gran movilidad gracias a su doble salto, lo que le aporta una buena supervivencia además de una resistencia ilimitada durante el tiempo que dure su forma demoníaca. En la rama de tanqueo, también puede aguantar, cuenta con menos movilidad pero resiste como una roca.

Parece que ya se han dicho todas las clases jugables en los eSports, ahora solo queda que te crees la tuya propia y salgas a la arena a combatir… ¡Nos vemos por Azeroth!